CREAMOS Y SUPERVISAMOS TU PROPIA COMPAÑÍA ELÉCTRICA

Una comercializadora eléctrica, es un negocio de volumen, en este caso de kWh, se debe comprar energía en un mercado mayorista o pool donde ofertan los productores, todo ello observado y regulado por el operador de mercado (OMIE), se deben realizar estimaciones de consumos de los clientes para no provocar desviaciones (tanto por exceso como por defecto) que penalizarán el negocio mediante un mercado de desvíos controlado por el operador del sistema (REE). Todo ello con la supervisión de la Comisión Nacional de Mercados de la Competencia (CNMC) y comunicándose con las distribuidoras de cada zona. Por lo tanto, un buen comercializador debe controlar muy bien sus compras caracterizando correctamente el consumo de sus clientes.

El equipo de PRINCIPIA pretende minimizar los riesgos de este sector y por eso proponemos un modelo de negocio para inversores que no conozcan el sector eléctrico. El modelo consiste en la modalidad back-office en la que nosotros nos haríamos cargo de la parte técnica (compras de mercado, interlocución con OMIE/REE/CNMC/Distribuidoras) y la parte comercial de captación y gestión de clientes la realicen nuestros clientes, de tal forma que nuestros clientes deleguen toda la parte técnica en nosotros y se dediquen más a ofrecer mejores servicios a sus clientes finales. Además nosotros realizamos una vigilancia de competencia y disponemos de algoritmos para fijación óptima de precios mediante redes neuronales artificiales que predicen el comportamiento del mercado.

red           omie           cnmc